¿Cómo influye la falta de sueño y el estrés en la sexualidad?

La falta de sueño y el estrés provocan consecuencias negativas en la salud general de las personas, porque alteran el sistema nervioso central y el sistema inmunológico, haciendo que el cerebro envíe señales distorsionadas, ya que no se encuentra en las condiciones adecuadas para funcionar correctamente.

Cuando hay falta de sueño hay estrés, por lo que el organismo sufre y altera su funcionamiento natural.

De acuerdo a investigaciones científicas realizadas en la Universidad Surrey y el Centro Médico Universitario de Rotterdam, la falta de sueño aumenta las probabilidades de sufrir enfermedades y trastornos de la salud, porque los glóbulos blancos alteran su actividad.

Cuando una persona está estresada o no ha dormido lo necesario, su cuerpo activa toda una serie de sistemas para afrontar dicha situación, lo que termina afectando otros aspectos, como la salud y la sexualidad.

La falta de sueño y el estrés son factores claves que afectan el desempeño sexual y dan lugar a relaciones sexuales de mala calidad o a que la persona las evite por agotamiento.

Los expertos recomiendan de siete a ocho horas de sueño ininterrumpido, por lo que si una persona está presentando problemas para dormir, debe buscar la manera de mejorarlo.

Actualmente son muchas las personas que no descansan de manera adecuada y que viven el día a día enfrentado situaciones apresuradas y estresantes, sin embargo desconocen el gran efecto negativo que esto tiene sobre sus vidas. Incluso llegan a sufrir de ciertas enfermedades o trastornos, y no logran identificar que es la falta de descanso y el estado permanente de estrés que los está enfermando.

Comentarios de Facebook

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario