Tienda

¡SUSCRÍBETE! En nuestro canal de youtube.

Los mariscos y el sexo

Cangrejo rojoSon muchos los frutos o productos a los que la creencia popular le atribuye propiedades afrodisíacas y en su afán por estimular el apetito sexual o intensificar su potencia, el hombre ha perseguido todo tipo de brebajes, sustancias, plantas y comidas que actúen sobre el sistema nervioso.

No se conoce en el mundo un estudio científico que demuestre la eficacia de los afrodisíacos, lo que no significa que no sirvan. Lo más importante es que las personas se aseguren que los productos o alimentos que consuman no provoquen daño al organismo.

La tradición popular habla maravillas de los mariscos y moluscos además de la fama que le han otorgado como afrodisíacos; en muchas partes del mundo se le llama “concha” al órgano femenino en alusión a las ostras abiertas que muestran su carne jugosa. Casanova seducía a sus amantes ofreciéndoles las ostras desde y en su propia boca.

Esta relación de los mariscos y el sexo se ha dado quizás por la asociación con Afrodita, símbolo de lo sensual, erótico y placentero, y de la imagen que tenemos de ella naciendo de la espuma del mar, dentro de una concha y quizás por eso los moluscos y crustáceos del mar se consideran lo mejor como afrodisíacos, especialmente las ostras, que nos hacen evocar el sexo femenino. Además se les considera afrodisíacos por excelencia por la similitud evocadora con el olor, la textura y sabor de los órganos genitales.

¿Son realmente afrodisíacos los mariscos o es solo un mito?

Hay, sin embargo, un poco de verdad en la creencia, ya que las ostras son una fuente rica en zinc, mineral indispensable para la maduración sexual en adolescentes y para la producción de esperma en los adultos, desgraciadamente todavía no se descubre cuántas se deben comer para mejorar la vida sexual.

Se sabe, por ejemplo, que un déficit de zinc inhibe el deseo. Su carencia provoca retraso en el crecimiento y en la maduración sexual; además disminuye el sentido del gusto, según el prestigioso Manual Merck de Medicina. Por ello, potenciar la líbido se convierte en la función primordial de determinados productos y sustancias, como ocurre con el caso de las ostras, que se destacan por su alto contenido de zinc, al igual que el que contienen diversos mariscos como el salmón, cangrejos y pescados. Estas ayudan a la producción de testosterona, una hormona importante en el surgimiento del deseo sexual. Para su mayor efecto sexual se sugiere comerlas frescas, recién abiertas y rociadas con limón. Mucho cuidado con su procedencia, ya que si están en mal estado, podría ocasionar molestos síntomas estomacales y graves enfermedades.

Hay muchas culturas, como la norteamericana, que confían ciegamente en las propiedades afrodisíacas de las almejas, sin dejar de mencionar al caviar o huevo del esturión, considerado como uno de los afrodisíacos más caros del mundo.

Las almejas y los mejillones pueden comerse crudos bañados con limón o bien cocinados. Los camarones, langostinos, cangrejos y otros crustáceos tienen un sabor delicioso, totalmente afrodisíacos, y se comen ligeramente cocidos.

Por otro lado no podemos dejar de mencionar el pescado ya que es muy rico en fosfatos, proteínas y fósforo, elementos que lo convierten en un excelente afrodisíaco.

Con respecto a su forma, fálica, y provocativa, al igual que numerosas frutas secas y raíces que tienen formas similares a los genitales masculinos o femeninos, numerosas culturas de la antigüedad creyeron ver en ellos la causa del deseo sexual, atribuyéndoles a esos productos su propio deseo sexual.

La carne de pescado se caracteriza por su poco contenido de grasas y sodio, así como un alto índice de vitaminas liposolubles: A, D, y E, y las B6 y B12. Los pescados de mar, especialmente los denominados pescados azules son más grasos y menos digeribles que los blancos, pero más gustosos.

Composición química del pescado:

  • 70-80 % de agua.
  • 15-22 % de proteínas.
  • 1-25 % de grasas.
  • 0,1-1 % de sales minerales.
  • Vitaminas: A, B, D, y E.

¿Qué debemos tomar en cuenta para elegir el mejor pescado?

El contenido graso de la carne de pescado es principalmente de ácidos grasos insaturados, como el omega 3, que ayuda a disminuir el nivel de colesterol en sangre, mejorando la fluidez de la sangre y contribuyendo a prevenir enfermedades cardiovasculares y arterioscleriosis. Es aconsejable consumirlos por lo menos tres veces en la semana.

Video recomendado:

Share on Facebook21Tweet about this on Twitter5Share on Google+0Pin on Pinterest0
Opt In Image
¿Quieres saber cómo mantener la magia en la pareja?
En este material encontrarás 10 claves para mantener el interés en la pareja y no morir en el intento.

Disponible para descarga en PDF y en formato de audio MP3, para que lo puedas escuchar en tu dispositivo móvil, computadora, o mientras conduces.

, , , ,

2 Responses to Los mariscos y el sexo

  1. Mario 17/06/2014 at 1:20 PM #

    Excelente post muy educativo gracias

Deja un comentario