Tienda

¡SUSCRÍBETE! En nuestro canal de youtube.

Diabetes y sexualidad

Diabetes - Cuchara azúcar

¿Qué es la Diabetes?

Lo que conocemos como diabetes, en medicina se llama Diabetes Mellitus, que corresponde a un grupo de enfermedades del metabolismo caracterizadas por la elevación de los niveles de glucosa o azúcar en la sangre por encima de los parámetros normales, por un defecto en la secreción o en la acción de la Insulina.

¿Cuáles son los síntomas que nos hacen sospechar una diabetes?

  • Exceso de micción: La persona orina muchas veces y en mucha cantidad durante el día y la noche, por lo que siempre está cansada y somnolienta.
  • Ingesta de mucho líquido: La persona bebe mucho líquido, ya que por el hecho de orinar tanto, se deshidrata y necesita líquido a todas horas.
  • Ingesta de muchos alimentos: La persona que padece de diabetes no puede incorporar a su organismo los nutrientes requeridos porque le falta insulina, por lo que necesita ingerir grandes cantidades de alimentos para lograr un balance energético adecuado, algo que resultará imposible.
  • Pérdida de Peso: Por la pérdida de los nutrientes y la alteración del metabolismo, la persona afectada de la enfermedad pierde peso, aunque tenga una ingesta adecuada o superior a sus necesidades.

¿Cómo afecta la diabetes la sexualidad?

Para que el ciclo de la respuesta sexual se desarrolle de manera satisfactoria, tanto en la mujer como en el hombre, es esencial el aporte de sangre adecuado a las zonas genitales, a los órganos y sistemas implicados. Cualquier enfermedad que afecte los vasos sanguíneos, comprometerá también el rendimiento erótico.

Los trastornos circulatorios y del sistema nervioso central que produce la enfermedad, afectan la sexualidad, tanto en el hombre como la mujer.

La diabetes produce disfunción sexual en aproximadamente la mitad de los pacientes y, según avanza la enfermedad, la cifra sube.

Los trastornos sexuales que se presentan, afectan sobre todo la fase de excitación, alteran la lubricación en la mujer y provocan disfunción eréctil en el hombre. Las dificultades en la etapa de la excitación son más graves en la diabetes que en cualquier otra enfermedad. Con el paso del tiempo se asocia con trastornos del deseo sexual y del orgasmo.

En la mujer, la diabetes afecta las terminaciones nerviosas (neuropatía diabética) que van hacia la vagina, lo cual produce disminución en la excitación. Entre el 35% y el 45% de las mujeres con diabetes, pueden experimentar una reducción o ausencia de la respuesta sexual. El bajo deseo sexual también puede tener un origen psicológico (relaciones insatisfactorias, ansiedad, sentimiento de inferioridad.)

La alteración de la glucosa en sangre predispone a tener más infecciones vaginales, tanto por hongos como bacterias, produciendo mal olor, picazón, ardor al orinar, secreción, escasa lubricación vaginal; lo cual produce coitos dolorosos (dispareunia). El dolor a la hora de la penetración produce anorgasmia (imposibilidad para alcanzar el orgasmo).

¿Cómo afecta la sexualidad del hombre?

La disfunción eréctil constituye la disfunción sexual más común en el hombre diabético. Otros problemas sexuales provocados por la diabetes incluyen trastornos de la eyaculación y de la fertilidad.

Son múltiples los factores que pueden condicionar la aparición de la disfunción eréctil en el hombre diabético, pero son los factores vasculares y neurológicos los que más influyen, sin olvidar que el uso de determinados medicamentos también incide. La preocupación excesiva por las consecuencias de la diabetes puede favorecer la aparición de disfunción eréctil en el diabético joven.

El pene tiene los llamados cuerpos cavernosos, estructura esponjosa situada encima de la uretra (conducto por donde sale la orina), a lo largo del pene. Cuando se produce una estimulación sexual, los músculos de los cuerpos cavernosos se relajan y permiten la entrada de la sangre hacia éstos, llenándolos y haciendo que el pene se expanda y aumente de tamaño, comprimiendo las venas, lo que impide que la sangre salga, produciendo la erección.

Estos síntomas son normales y deben suceder siempre durante una actividad sexual. Sin embargo, un paciente con diabetes que no controla su enfermedad, sufre lesiones en sus vasos sanguíneos, los cuales no pueden expandirse, impidiendo lograr una erección o mantenerla durante varios minutos.

Con el tiempo, la disfunción eréctil genera pérdida de confianza en la propia capacidad para alcanzar la erección y temor a fracasar, por eso algunos hombres limitan su vida sexual.

La eyaculación retrógrada, que se refiere a la entrada de semen en la vejiga en lugar de salir por la uretra (conducto por donde sale la orina) durante la eyaculación, es uno de los trastornos eyaculatorios asociados a la diabetes. El número de casos es de un 32% de la población diabética masculina. Lo que ocurre es un daño neurológico a nivel del cuello de la vejiga, el cual no se cierra como ocurriría de manera normal durante la eyaculación y, en cambio, permanece abierto permitiendo que el semen se devuelva hacia la vejiga y se mezcle con la orina. El hombre nota que la cantidad de semen es escasa o nula, y que al orinar la orina tiene espuma, lo que produce mucha preocupación, sobre todo si es un hombre que aún no tiene su fertilidad satisfecha.

La fertilidad también puede verse afectada por la diabetes. Existen evidencias que sustentan reducción en la calidad de los parámetros normales del semen de los hombres diabéticos. Algunos trastornos incluyen anormalidad del espermatozoide y la falta de la capacidad de éste para fertilizar el óvulo, además de la reducción en el volumen del líquido seminal.

¿La diabetes puede afectar la salud bucal?

. La salud general de la boca es afectada por la diabetes; de acuerdo a investigaciones realizadas por la Universidad de Nueva York, más del 90% de pacientes con problemas en las encías pueden estar en riesgo de desarrollar diabetes. Las personas diabéticas son más propensas a infecciones y en el caso de las encías, la diabetes puede causar gingivitis (inflamación de las encías), que se puede convertir rápidamente en enfermedad periodontal avanzada. La Sociedad Americana de Periodoncia declara que la enfermedad periodontal podría ser considerada como la “sexta complicación de la diabetes”. Esto es así, porque la diabetes disminuye la capacidad del cuerpo de resistirse a las infecciones y los altos niveles de glucosa en la saliva de los diabéticos ayuda a la multiplicación de bacterias. Por los disminuidos niveles de resistencia y los procesos de recuperación más largos, las enfermedades periodontales son más frecuentes y más severas en los pacientes diabéticos.

En etapas más avanzadas de la enfermedad periodontal, la pérdida dental es casi siempre inminente. Tomar el control de la diabetes y de la salud de las encías o ambas ayudará a reducir el riesgo de que se incrementen las probabilidades de complicaciones más serias para ambas enfermedades. Un estudio de 1997, que involucraba a personas que padecían, tanto de diabetes como de enfermedad periodontal, descubrió que la diabetes era más controlada cuando la enfermedad periodontal era tratada.

Los problemas bucales más asociados con la diabetes son:

  • Enfermedad periodontal.
  • Infecciones micóticas (hongos).
  • Disfunción de las glándulas salivares.
  • Liquen plano (enfermedad inflamatoria de la piel).
  • Infecciones frecuentes y de recuperación lenta.
  • Sentido del gusto alterado.

En el círculo odontológico siempre se les recomienda a los pacientes realizarse chequeos dentales regulares y prestar especial atención al cepillado y al uso correcto del hilo dental ya que sin éstos la inflamación de las encías puede derivar en gingivitis que, si no es tratada a tiempo, puede provocar la inflamación y destrucción de los tejidos que rodean y dan soporte a los dientes. Es más que recomendable vigilar su dieta y adecuarla a su estado actual, controlar sus niveles de glucosa en sangre, esto incluye tomar religiosamente sus medicamentos y consultar a su médico.

Jeringa con gota¿Se cura?

La enfermedad hasta el momento no tiene cura y debe ser tratada con medidas que ayuden a controlar el trastorno metabólico para evitar, tanto las complicaciones agudas como crónicas de la enfermedad.

El tratamiento se basa en tres factores básicos:

  • Manejo médico nutricional.
  • Ejercicio.
  • Medicamentos inyectables y orales.
  • Uno de los medicamentos más importantes en el tratamiento de la diabetes mellitus es la Insulina.

El número de casos de la diabetes mellitus, continúa aumentando mundialmente y se estima que el 3% de la población sufrirá de este trastorno metabólico.

Video recomendado:

Comparte este artículo en las redes sociales:
Opt In Image
¿Quieres saber cómo mantener la magia en la pareja?
En este material encontrarás 10 claves para mantener el interés en la pareja y no morir en el intento.

Disponible para descarga en PDF y en formato de audio MP3, para que lo puedas escuchar en tu dispositivo móvil, computadora, o mientras conduces.

, , ,

5 Responses to Diabetes y sexualidad

  1. tuberculosis skin test positive results 17/06/2013 at 10:24 PM #

    I have read so many posts concerning the blogger lovers however this post is genuinely
    a pleasant paragraph, keep it up.

  2. javier castro 04/07/2013 at 1:14 PM #

    yo tengo ese problema ya no tengo eyacular puedo tomar pastillas o otra medicamento

  3. genoveva 13/09/2013 at 8:04 PM #

    puede presentar el diabetico lesion en el prepucio del pene? por favor respondame de anemano muchas gracias

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Es posible contagiarse de Tuberculosis a través del beso? - 28/02/2013

    […] los niños y ancianos; de igual forma en los casos de personas que padecen condiciones como: Sida, diabetes mellitus, insuficiencia renal, cáncer, enfermedades autoinmunes, desnutrición, entre […]

  2. Es posible contagiarse de tuberculosis a través del beso? | Cuidado Dental - 04/06/2013

    […] los niños y ancianos; de igual forma en los casos de personas que padecen condiciones como: Sida, diabetes mellitus, insuficiencia renal, cáncer, enfermedades autoinmunes, desnutrición, entre […]

Deja un comentario