Cómo saber si está en riesgo de infectarse de herpes genital

herpesEl herpes genital es una Infección de Transmisión Sexual (ITS) muy común, porque se transmite con facilidad por el contacto con una persona infectada, a través de cualquier tipo de relación sexual. El herpes genital se puede transmitir por contacto directo con la piel infectada, o tan sólo con el roce. También, se transmite a través del sexo oral.

Es recomendable que las personas que tienen herpes tengan mucho cuidado a la hora de tener algún contacto sexual, para que eviten contagiar a su pareja. El herpes genital causa ampollas o llagas en quien tiene la infección, sin embargo, generalmente no presenta síntomas, por lo que muchas personas no saben que están infectadas.

Todas las personas corren el riesgo de infectarse, pero las personas que tienen más riesgos de contagiarse son las que cumplen con las siguientes características:

  • Varias parejas sexuales. Las personas que tienen una vida sexual activa con varias parejas sexuales al mismo tiempo, o aquellas que cambian de pareja con mucha frecuencia, tienen más probabilidades de contraer herpes genital, porque puede ser que una de esas parejas esté infectada.
  • Sexo sin protección.
  • Cero visitas médicas. Las personas que tienen una vida sexual activa y que no visitan un médico para hacerse un examen de detección, pueden correr el riesgo de estar infectados y no saberlo, porque el herpes genital puede no presentar síntomas.
  • Poca información sobre la pareja. Si una persona desconoce que su pareja sexual actual ha tenido herpes anteriormente, puede tener un riesgo mayor de ser contagiada. El herpes se puede tratar y controlar, pero no tiene cura y puede surgir en cualquier momento, por lo que si las personas no tienen esta información sobre su pareja sexual, no sabrán cómo protegerse.
  • Heridas en los genitales. Una persona que tenga o haya tenido alguna herida, llaga, dolor o comezón en los genitales y que ha mantenido su vida sexual activa, es probable que esté infectada de herpes genital. Lo mismo sucede si es la pareja sexual que tiene estos síntomas. Lo recomendable es visitar un médico tan pronto aparezcan síntomas de este tipo y detener el contacto sexual, hasta identificar la causa.
  • Llagas en la boca. Si una persona le han realizado sexo oral mientras su pareja tiene una llaga en la boca, es probable que se haya contagiado de herpes. Las llagas en la boca pueden ser herpes labial o herpes oral, los cuales se transmiten con facilidad a los genitales.
  • Medicamentos sin receta. Cuando una persona tiene herpes, pero sólo utiliza medicamentos que se venden sin receta médica, no está protegiendo a su pareja de ser contagiada. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir los síntomas del herpes en quien lo tiene, pero no ofrecen protección a la persona que entra en contacto con esta infección. Lo correcto es que la persona infectada visite su médico, quien probablemente le recetará antivirales, que disminuyen el riesgo de contagio.

Las personas que cumplen con una o más de las características mencionadas, pueden estar en alto riesgo de contagiarse de herpes genital, por lo que deben hacer un cambio e iniciar un proceso que les asegure su salud y la de su pareja, para poder disfrutar una vida sexual saludable.

Fuente de la noticia

, , , , , , , ,

Comentarios de Facebook

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario